Qué comer en París.

¿Está planeando tomarse un recreo romántico en la capital de Francia y se está preguntando qué comer en París? Bueno, el lugar tiene unas construcciones y unos restaurantes fascinantes. Mientras disfruta de las magníficas molduras, asegúrese de darse el gusto de disfrutar de parte de la deliciosa cocina de la ciudad. Hágase un favor y tire la dieta por la ventana, porque no la necesita.

Pero no puede apurar a esta ciudad. Si no puede pasar varios días, semanas e incluso meses comiendo por todo París, asegúrese de conocer las comidas más populares que hay para probar. Un solo viaje no es suficiente para absorber todo lo que esta ciudad mágica tiene para ofrecer.

Habiendo semejante pila de opciones y tan poco tiempo para pasar en la ciudad de la luz, destaquemos algunas de las mejores comidas de Paris.

1. Croissants

Cuando se trata de pastelería para el desayuno, los croussants de París siguen siendo los reyes. Al pasar por una panadería a primera hora del día, lo cautivará el cálido aroma a manteca de las medialunas frescas escapando por los extractores. He aquí una pista para pisar la panadería y llevarse el gran croissant, que puede devorar y saborear durante su caminata matutina mientras la ciudad se despierta.

Valoradas por su apariencia, la calidad de su masa y su sabor, vale la pena cruzarse París por esta delicia mantecosa de alta calidad y aroma sublime. Su desayuno nunca volverá a ser el mismo.

2. Crepes

Caminando por París, verá por todas partes puestos que venden crêpes. Los crepes son una de las pocas comidas callejeras genuinamente naturales. El crêpe sigue siendo un adorable placer para darse un gusto a la hora del aperitivo de la tarde.

Asegúrese de elegir un puesto que cocine crêpes desde cero. Recalentar crêpes precocinados los hace más finitos. Los crêpes pueden ser un plato principal, un postre o simplemente una colación para la tarde. Los crêpes vienen con muchos rellenos diferentes Los más populares son la nutella y las mermeladas de frutas.

3. Petit Fours

Tiene que asegurarse de visitar una de las tantas patisseries. Los franceses adoran esta galleta, así que hay innumerables opciones que son tan sabrosas como lo hermosas que se ven.

Los Petit Fours son una obra de arte, decoradas de manera muy bella con un glaseado elaborado. Puede encontrarlas tan dulces como consistentes. Los macarroncitos o galletitas se rellenan con crema dulce, frutal o picante, por ej.: crema de oliva o de salmón.

El nombre se traduce literalmente como “hornito” y se remonta a la época en que los panaderos y chefs de pastelería utilizaban el calor que le quedaba al horno (luego de cocinar el pan) para elaborar galletitas.

Los macarrones se hacen con harina de almendra y se rellenan con crema de todos los sabores posibles.

4. Steak Frites

El Steak Frites, a la cabeza de las brasseries de la atmósfera de París. El Steak Fries es un plato simple de bife de carne con guarnición de bastones de papas fritas.

La simple combinación del bife asado con varias salsas opcionales y papas fritas está llegando a la cumbre en París. Las fritas pueden cortarse en bastones finos o gruesos y se sirven crocantes. El Steak Frites queda bien con una salsa espesa o con diversas otras salsas, incluyendo la béarnaise, una salsa cremosa (hecha con manteca clarificada), hierbas y yema de huevo.

5. Queso

¿Quién no pensaría en el queso cuando piensa en Francia?

El queso es la última parte de una buena cena y se sirve en un plato con una baguette luego de que se haya terminado el plato fuerte.

Vale la pena mirar la vidriera de un local de quesos francés. Las formas y los colores de los quesos exhibidos son muy diversos y se ven bonitos. Hay numerosas clases de moldes de queso. Pueden verse moldes blancos, rojos, azules, grises y negros que convierten la superficie del queso en un pequeño paisaje ondulado.

Francia produce la mayoría de los moldes de queso. Es de esperar que los moldes de queso francés les proporcionen un gusto exquisito. Los hay de todas clases: desde uno suave y cremoso hasta uno picante y con mucho condimento, desde quesos de vaca hasta quesos de cabra o de oveja. La variedad es enorme.

Lea también sobre: "Las Mejores comidas Para Comer en Londres"